16 nov. 2010

“Si no me entendés, te lo explico con dibujitos”

por Eugenia Segura, habitante de Uspallata

El pasado 26 de octubre, en la localidad de Uspallata, se celebró una audiencia pública sin precedentes en la historia de la provincia y del país sobre el proyecto megaminero San Jorge. El rechazo expresado por el 77% de los oradores dejó en evidencia el alto grado de conciencia y la abrumadora cantidad de argumentos por los que mendocinos y uspallatinos han decidido no otorgarle la licencia social a este emprendimiento.

“No quiero megaminería en mi pueblo, y si no me entendés, te lo explico con dibujitos” así concluía la exposición de una niña uspallatina, Florencia Bressán. Con tan sólo 11 años sobre esta tierra, Florencia fue capaz de entender –y graficar– el alto grado de comprensión de casi todos los habitantes del valle en torno a los daños que esta empresa de capitales canadienses ya comenzó a generar con la alteración del clima social. Un cementerio dorado con cruces negras para advertir sobre las consecuencias que esta fiebre del oro, y de otros metales destinados a abastecer la escalada de la industria bélica, y las demandas irracionales de consumo de los países del norte, produce sobre poblaciones inocentes. Un enorme billete de un dólar adherido a un hombre pequeñito: “Nos compran por poco”, explica. Y finalmente, una sucesión de casas partidas por la mitad, expresaba con crayones las heridas abiertas en el tejido social desde el arribo de la trasnacional extranjera.

Para seguir leyendo hacé click en el título.